Responsabilidad Social Corporativa para autónomas y pequeñas empresas.

La empresa, en cualquiera de sus formas, tiene un gran poder de transformación de la realidad económica, social y medioambiental. No es sorprendente pensar, que en un momento de liberación de los mercados, del desarrollo del transporte y la tecnología, y al fin y al cabo de la globalización, naciera este término para demandar a las empresas que interioricen ciertos valores en su gobierno, procesos y estrategia. 

Hoy vengo a hablaros sobre la Responsabilidad Social Corporativa, de dónde viene y en que se basa para que así podáis entender como tenemos que incorporarla en nuestros negocios y como comunicarla a nuestras comunidades/clientes. 

Origen

La primera vez que se define este concepto  fue en la década de los 50, con la edición en 1953 del libro “Social Responsabilities of the bussinesmen”, de Howard R. Bowen dónde se expresa la moralidad del comportamiento de las empresas con la sociedad.

Desde entonces, la RSC ha ido evolucionando tanto como lo ha ido haciendo la sociedad: 

En la década de 1960 cobra relevancia la definición del término y de los fines de la empresa. 

En los 70 se continúa con la misma tendencia definiendo las responsabilidades de la empresa y proponiendo la CSP (Corporate social Performance) como herramienta de medición. 

Ya en los 80, se entre en una etapa estratégica en la que se definen conceptos fundamentales como los stakeholders o grupos de interés, se desarrollan los códigos éticos y se define el balance social como un medio para interiorizar y comunicar la RSC. 

En la década de los 90, el desarrollo empresarial y la globalización económica pone de manifiesto los impactos socios ambientales de las empresas, lo que lleva a desarrollar la RSC como una disciplina en sí misma y a trabajar en cada aspecto de la misma. Además en este punto, las empresas empiezan a introducirlas en sus gobiernos, aumentan las investigaciones y técnicas, se crean instituciones gubernamentales para promocionar la RSC, etc.

 

La Responsabilidad Social Corporativa es la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, con el objetivo de mejorar su situación competitiva y aumentar su valor añadido.

Otra definición según el Ministerio de trabajo y economía social

La RSC es, (…), la integración voluntaria en su gobierno y gestión, en su estrategia, políticas y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales, medioambientales y de respeto a los Derechos Humanos, que surgen de la relación y el diálogo transparentes con sus grupos de interés, responsabilizándose así de las consecuencias y los impactos que se derivan de sus acciones. 

¿Qué significa la RSC en la actualidad?

Actualmente la RSC está bastante incorporada en el día a día de todas las empresas, sobre todo de las medianas y grandes, ya que cuentan con más recursos para trabajar en ella y la asumen como estrategia competitiva, tanto que los grupos de inversión empiezan a ver como cuestión importante algunos aspectos de la RSC. 

Además, existe una metodología generalizada para el estudio y comunicación de estos estudios, que es la GRI, “Global Reporting Initiative” – Iniciativa de Reporte Global -. Los estándares GRI representan las mejores prácticas a nivel global para informar públicamente los impactos económicos, ambientales y sociales de una organización.

Aquí os dejo la guía para hacer la memoria de sostenibilidad según GRI. 

Por cierto, que GRI es un centro oficial de colaboración del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Con esto quiero decir que el concepto de RSC ya está introducido en el quehacer de las empresas, pero eso no significa que todas las empresas que lo tienen sean sostenibles o estén involucrados en su comunidad. Como con todo, hay que tener criterio a la hora de valorar esta información que nos aportan y entender de lo que estamos hablando. 

Dos enfoques

Hay dos enfoques desde dónde se puede construir la RSC:

  • Económico y por tanto más simplista donde el objetivo es usar la RSC como una herramienta para crear valor a largo plazo y ventaja competitiva.
  • Basado en los grupos de interés (stakeholders), más avanzado donde las personas y nuestras influencias pasan a ser el eje del negocio. 

 

Lo importante es entender...

que la RSC es más que un término o un informe. Es un concepto que ha evolucionado conforme lo ha hecho la sociedad, la industria y la empresa para dar respuesta a las necesidades actuales con respecto a la sostenibilidad, los derechos sociales y el desarrollo responsable. 

Integrar la Responsabilidad Social Corporativa supone un compromiso con las condiciones laborales, sociales y medioambientales en las que tenemos influencia, desde una perspectiva de respeto a los derechos humanos y a la protección del medio ambiente. 

¿Qué nos puede aportar la RSC a una pequeña empresa o una persona autónoma?

Trabajar en la RSC de nuestra empresa es una forma de crear el entorno de compromiso en el que vas a basar tu negocio. Puedes tener la idea más bonita del mundo y tener claro como vas a ayudar al crecimiento socio ambiental en el que influyes, que si no lo tienes escrito no sirve de mucho. 

Y no es por alardear de lo que una hace, ojo, estoy segura de que harás muchas cosas incluso de forma inconsciente. Pero en la era de la comunicación e internet es muy importante la transparencia y la confianza. Crear tu informe de RSC y publicarlo, permite a tu comunidad saber de que formas trabajas e incluso en qué están colaborando ellos, al comprarte a ti. 

¿Qué nos puede aportar trabajar en la RSC de nuestro negocio?

  • Es una herramienta que da valor a medio y largo plazo a nuestra empresa y/o marca porque además es un término que se conoce y resuena con lo cual genera confianza en tus clientes. 
  • Nos ayuda a establecer como nos relacionamos con nuestros grupos de interés y con ello generar oportunidades y alianzas
  • Favorece el establecimiento de unos principios y objetivos claros en los que se basa tu empresa. 
  • Facilita el prever y gestionar posibles riesgos
  • Diferenciarnos con nuestro producto/servicio
  • Ser social y ambientalmente responsables 
  • Reducción de los impactos ambientales
  • Aumentamos la fiabilidad de nuestra marca gracias a la transparencia y confianza 
  • Atracción de más clientes

 

Al fin y al cabo, generamos confianza y cercanía a nuestros clientes porque nos damos a conocer de una forma sincera. Esto potencia que ellos nos den a conocer y aumentemos nuestro ámbito de influencia y atraigamos más clientes. 

¿Cómo se hace la RSC?

Esta pregunta tiene truco. Por un lado, redactar nuestra propia RSC es más fácil de los que parece a simple vista porque hay disponibles modelos que seguir y mucha información en diferentes organismos. 

Por otro lado, para hacer la RSC de nuestro emprendimiento tenemos que hacer un ejercicio de revisión y reconocimiento tanto de nuestros principios, objetivos y fundamentos para así poder reconocer como influimos y queremos influir en nuestros grupo de interés. Y por supuesto tener claro nuestros impactos ambientales y como reducirlos y compensarlos. 

Todo está relacionado. 

 

En el próximo post os contaré un poco más sobre esto y como podemos hacer nuestra RSC, con el ejemplo de mi propio negocio. 

Recuerda que si quieres saber más o contratar mis servicios para mejorar la sostenibilidad de tu proyecto personal o profesional, solo tienes que escribirme o contactar por redes IG o FB

Candela Serra

(Visited 26 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *