Quizás pueda pareceros un poco tarde que os venga yo a hablar de planificación, porque ya estamos acabando el mes de enero (¿en qué momento?); Pero si publico este post ahora es porque planificar, en términos de sostenibilidad no es solo importante hacerlo al comienzo del año (que si estratégico), si no que es un pilar básico a tener en cuenta siempre, y sobre todo cuando hablamos de nuestros negocios. 

Además, si estas llegando a febrero sin haber planificado tus actuaciones sostenibles, aprovecho y te doy un tirón de orejas con este post, para recordarte los beneficios que puede aportarte. 

Ahorro económico

Esto no es nada nuevo, si planificamos nuestra acciones, tanto para organizar al equipo como para hacer nuevas inversiones, probablemente consigamos un ahorro económico. 

Es habitual que consideremos que las acciones sostenibles en nuestra empresa, tienen un coste y pueden ser caras. Y esto es verdad, sobre todo porque el mercado de la sostenibilidad aun es bastante nuevo y la competencia de lo no sostenible es fuerte y dura, lo cual hace que los precios no sean baratos. Pero justo por esto es tan importante planificar nuestras acciones, porque las podemos incluir en un calendario meditado y organizado que nos permita buscar con tiempo las alternativas más sostenibles que cubran nuestras necesidades.

¿No te ha pasado alguna vez que has dejado para el último momento la compra de un vuelo o de un producto? y al final te ha salido más caro de lo que querías. Pues para nuestros negocios pasa igual, mejor planificado y meditado que con prisas y corriendo. 

 

Aumento de la productividad

Una mañana productiva en el trabajo suele ser así porque has cumplido todos los objetivos que te habías planteado e incluso puede que hayas trabajado extra porque te sentías motivada. 

Para que esto ocurra primero tienes que plantear dichos objetivos y las tareas que tienes que hacer para cumplirlos. 

Te reconozco que hay veces que sin tener un planificación clara se suceden eventos que te facilitan el trabajo y pum!! productividad al máximo. Incluso hay gente que funciona super bien sin un plan por delante, pero esto es la excepción a la regla. 

Planificar, cuando trabajamos la sostenibilidad, en mi opinión y experiencia, nos ayuda a aprovechar el tiempo al máximo y no perdernos entre proveedores o páginas informativas – ¿cuántas veces te pones a leer y leer algún artículo pero concluyes sin tener una idea clara? -, para evitar esto tienes que ser realistas con lo que te proponemos y plasmarlo en un plan y/o calendario que sea adecuado a tu ritmo de vida y trabajo (y a tu necesidades claro). 

No sirve de nada ponerme esta semana la meta de encontrar todos los proveedores más ecológicos del mercado, si no voy a lanzar mi producto hasta dentro de 10 meses… Permítete el tiempo necesario para cada tarea, y de esa forma notarás ese aumento de la productividad. 

 

Además marcar un check a una tarea terminada, genera una satisfacción maravillosa (benditas endorfinas). 

Reduce la incertidumbre y el estrés

Creo que el título lo deja bien claro ¿Qué mejor forma de reducir la incertidumbre en tu negocio que planificar los próximos meses de trabajo? Esto es muy práctico tanto si eres autónoma en solitario o tienes un equipo de trabajo que tienes que gestionar.

Al organizar el trabajo de los próximos meses permites a tu mente prepararse para lo que viene y a no agobiarse antes de tiempo, porque ya has dejado un espacio para cada sección de tu trabajo, no necesitas estresarte. Soy consciente de que al ser autónoma, el estrés nos acompaña más de lo que nos gustaría porque nuestros ingresos depende más de nosotras que de nadie, pero ¿no estaría genial hacer todo lo que puedas para reducir dicho agobio?  

Generamos compromiso y motivación

¿Te has puesto alguna vez alguna frase motivacional en tu entorno de trabajo? 

No es ningún secreto que cubrir nuestros objetivos sostenibles puede ser un camino, eventualmente complicado, pero depende de nosotras no desfallecer en el proceso y seguir intentándolo. Pues planificarte el año que te viene por delante y lo que quieres conseguir con el, te va a ayudar a generar un compromiso y una motivación por cumplirlo igual que te puede provocar leer una frase motivacional en el momento adecuado. 

un objetivo sin un plan es solo un deseo

Nos facilita conocernos y reconocernos.

Mi hermana, que es maestra, antropóloga, psicóloga y terapeuta compartía un deseo o un propósito para el año 2022 en instagram que me gustó y me resonó mucho: “que las piezas de tu vida que ahora no te encajan, lo hagan en 2022”. Y terminaba con la siguiente imagen:

deseo 2022

Hacer un trabajo de planificación conlleva mirarse un poquito hacia dentro para poder marcar objetivos y tiempos reales. En mi caso, por ejemplo, te reconozco que me cuesta mucho seguir un plan, a pesar de que soy muy organizada y metódica, cuando planifico por ejemplo mis redes sociales, soy un completo desastre (menos mal que no me dedico a eso). Como se que me cuesta mucho seguir un calendario de publicaciones, cuando me planifico mis objetivos lo hago de forma separada. 

  • Por un lado organizo lo que quiero conseguir en los próximos meses de trabajo a nivel profesional, económico y personal. Me pongo metas realistas y ahora que soy mamá, además me pongo un margen de tiempo mayor, porque conciliar es complicado.
  • Y por otro lado, hago una lluvia de ideas de los temas que me van a facilitar llegar a ese objetivo sobre todo en cuanto al blog y redes sociales se refiere. Al final esto es un trabajo necesario y que me gusta mucho aunque me cueste ser constante. Esa lluvia de ideas la tengo escrita en una libretita y en el móvil, y cuando me inspiro, rápidamente la escribo o grabo en el móvil (a veces hasta con la foto ya hecha y todo para facilitarme la vida después). Es como tener mi propia biblioteca creada. 

Para llegar a este punto ha tenido que pasar como dos años desde que empecé, para saber que me cuesta seguir esta parte de la planificación, y por ello me lo pongo fácil. 

FACILIDAD

Esto no es un beneficio como tal aunque podemos decir es el bonustrack de este post. 

FACILITARTE LA VIDA es la recompensa de planificar. Y no olvidemos que estamos hablando de planificar tus objetivos y actividades sostenibles, que al final es el fin de mi trabajo y por lo que escribo estas palabras, para ayudarte a conseguirlo.  

PLANIFICAR donde quiero ser más sostenible, que tengo que buscar, como tengo que hacerlo y cuando quiero ponerlo en práctica, permitiéndote un tiempo real y lógico, te va a FACILITAR cubrir esa sostenibilidad que tanto quieres conseguir. Y todo esto, viviéndolo desde la motivación de hacer algo bueno por tu entorno y de aprender en el proceso (sin estrés ni frustración). 

Espero que este post te ayude a ponerte manos a la obra con tu planificación, pero si te sientes perdida o necesitas una ayuda extra con tus plan de sostenibilidad, recuerda que puedes escribirme para que te eche una mano. 

¡Quiero una sesión!

Reserva un asesoramiento gratuito que te ayude en tu sostenibilidad

Recuerda que si quieres saber más o contratar mis servicios para mejorar la sostenibilidad de tu proyecto personal o profesional, solo tienes que escribirme o contactar por redes IG o FB

Candela Serra

(Visited 46 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.